Astilleros Río Santiago concretó después de 35 años un barco para la Armada

 Astilleros Río Santiago concretó después de 35 años un barco para la Armada

Este lunes al mediodía se realizó en Ensenada la botadura de la Lancha de Instrucción de Cadetes de la Armada (LICA).

El ministro de Defensa, Jorge Taiana, destacó hoy que “es la primera vez en 35 años que se hace un barco para la Armada Argentina en el Astillero Río Santiago (ARS)”, y analizó que ello refleja “la importancia” que la actual gestión le otorga a “la industria naval” que, lamentó, “fue muy descuidada durante mucho tiempo en la Argentina”.

Taiana presidió el acto que se realizó este lunes en la localidad bonaerense de Ensenada, sede del Astillero Río Santiago, donde se realizó la botadura de la Lancha de Instrucción de Cadetes de la Armada (LICA).

Allí señaló que “esto es una muestra del desafío” que los argentinos tienen por delante de “continuar el camino de recuperación de capacidad, de la industria y de derechos, basados en la solidaridad y en que nadie debe quedar atrás y que el trabajo es el eje central de la organización de la sociedad”.

Recordó que “este astillero lo creó el general Perón en 1953 porque creía que una Nación tenía que tener tejido industrial fuerte para poder desarrollarse, creía en el rol activo del Estado” y dejó claro desde la Grada 3 del Astillero Río Santiago que “si no hay tejido industrial, fábricas que trabajen y produzcan en condiciones de satisfacer nuestras demandas, no hay futuro”.

La embarcación “Buque ARA Ciudad de Ensenada” -que está construida en acero naval y que tiene una eslora total de 36 metros, con dos motores de una potencia de 550 hp cada uno- fue diseñada de manera exclusiva por el ARS para la Armada Argentina.

Se trata de una lancha que permitirá a los cadetes adquirir conocimientos en navegación tanto básica como avanzada, control de averías, reaprovisionamiento en el mar en una plataforma segura y robusta.

Trabajaron en el diseño y construcción del buque botado al río alrededor de 500 personas, entre ingenieros, técnicos y operarios de distintas áreas, bajo la supervisión de la sociedad de clasificación japonesa NK.

La embarcación cuenta con una cubierta principal corrida; saltillo a proa ; y doble fondo desde el mamparo proel de sala de máquinas hasta el taquillero de proa.

La lancha desarrollará una velocidad máxima igual o superior a los 11,5 nudos y una velocidad crucero de 10 nudos, para lo cual dispondrá de dos hélices de paso fijo, cada una de ellas acoplada a un motor diésel.

Esta fue la primera botadura que se realizó en la planta después de la parálisis que provocó el gobierno de Cambiemos entre 2015 y 2019.

Fuente: El Diario de la República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *