Aún no comenzaron a juzgar a madre e hija por el homicidio del bebé de la más joven

 Aún no comenzaron a juzgar a madre e hija por el homicidio del bebé de la más joven

El hecho ocurrió en 2019 en San Luis; la defensa quiere que el caso se analice con perspectiva de género. Uno de los camaristas está de licencia.

Mónica Zingman y su hija, Romina Jaime fueron procesadas, hace tres años, con prisión preventiva por el homicidio del bebé recién nacido de esta última. Este lunes pasado estaba previsto que comenzara el juicio oral contra ellas por homicidio calificado por el vínculo. Pero no se pudo dar apertura al debate al que las mujeres llegan con un pedido de prisión perpetua.
El abogado de las acusadas, Héctor Zavala Agüero, explicó que la razón fue porque uno de los camaristas, José Luis Flores, está de licencia esta semana, resumió. Estiman que recién podría comenzar la siguiente.
“En la instrucción intervino un juez varón (Ariel Parrillis), un perito psiquiatra y un perito psicólogo varones. Un hombre jamás va a poder estar en la situación de una mujer que da a luz. Zingman no sabía qué había en la campera que tiró en el tacho y ni el personal del centro de salud lo advirtió. Jaime dio a luz, dicen que el niño nació vivo, que respiró. Lo que no está claro es si murió por asfixia porque ella lo envolvió o porque se cayó al inodoro y se asfixió. Pero más allá de eso, lo que plantearemos es que es una chica de corta edad, de un lugar vulnerable, muy humilde, que ni siquiera había terminado el secundario. No podía hablar con nadie de la situación, nadie sabía que estaba embarazada, salvo la persona que la dejó embarazada, un escribano, mucho mayor. Por ello decimos que estuvo sometida a una violencia y que el caso tiene que ser visto con perspectiva de género”, explicó.
La defensa aspira a que el caso sea juzgado desde la perspectiva de género.
El 18 de julio de 2019, Jaime fue con su madre al Hospital del Sur acompañada por su madre, para hacerse atender por un fuerte dolor abdominal. Nunca manifestó que estaba embarazada. Según lo reconstruido por los investigadores, ella tuvo al bebé en el baño, sin que el personal de salud lo notara y le entregó luego el recién nacido a su madre envuelto en una campera, que después ella arrojó en un cesto.

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *