Denuncian estafa de un negocio que hace ropa para promociones

 Denuncian estafa de un negocio que hace ropa para promociones

GENTILEZA EL DIARIO DE LA REPÚBLICA. LINK DE LA NOTA AQUÍ.

Llevaron el reclamo a Defensa del Consumidor. En una audiencia, la firma prometió entregar la indumentaria entre marzo y abril.

Los padres de unos 35 alumnos del último año en la Escuela Modelo denunciaron por estafa a una empresa de confección de indumentaria que no entregó la vestimenta de promoción a tiempo. Se habían comprometido por contrato a brindarles la vestimenta el 6 de junio del año pasado. Aseguraron que todos cumplieron con los pagos por adelantado, por lo que Defensa del Consumidor reunió a las partes este miércoles al mediodía para una audiencia de conciliación. La dueña del emprendimiento se comprometió a cumplir con lo acordado, entregando las remeras el 15 de marzo y las camperas y los buzos el 5 de abril.

“Acá hay una situación particular, porque los chicos anoche (por el martes) festejaron la presentación de todas las promociones y nuestros hijos se encontraron con que no tenían su vestimenta. Ellos la pasaron muy mal porque al no tener las remeras, tuvieron que acreditar que eran promoción”, manifestó Sandra Araujo, madre de Daniela.

A mediados de 2018 los padres firmaron un contrato de compra-venta con la empresa “Indumentaria Cristina” (ubicado sobre calle Ituzaingó), que establecía que el plazo final de entrega era en octubre, siempre y cuando no hubiera atrasos en las cuotas. Una de las madres reconoció que “hace pocos días” había terminado de pagar el último padre. Sin embargo, la vestimenta no apareció.

“Empezó diciendo que faltaban un par de padres que paguen dos cuotas pendientes, pero después dijeron que no tenían las prendas porque el bordador no se las entregaba, por algún motivo en particular que es ajeno a su responsabilidad”, explicó Marcela, otra de las madres.

Luego continuó: “La indumentaria era una remera que usan los chicos para el uniforme, una campera y un buzo. Son 35 alumnos aproximadamente que pagaron en promedio unos 3.500 pesos, dependiendo de lo que contrató cada uno. Algunos quisieron pagar dos remeras para poder cambiarse en la fiesta”.

Tras varios intentos fallidos de que se cumpla con lo acordado, los padres decidieron juntarse y presentaron una nota firmada al Programa Defensa del Consumidor, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social. En las oficinas de la ex Casa de Gobierno se concertó la audiencia de conciliación entre ambas partes.

“Lo que acordamos es que el 15 de marzo tiene que venir y traer las remeras acá, y el 5 de abril es el plazo que pidió para las camperas y buzos. El acuerdo está homologado y si no cumple, Defensa Del Consumidor puede sancionarla, pero los chicos no quieren la plata, quieren la ropa”, afirmó Araujo y agregó: “Es una estafa moral. No nos estamos dando cuenta del gran negocio que son las promociones. No se controla a estas empresas y de eso somos responsables los adultos. Vendrán otras promociones que contratarán ropa y servicios, y por eso esto es algo que debe parar”.

Por último los padres indicaron que no solo la Escuela Modelo fue perjudicada por las vestimentas. Aseguraron que los alumnos del Colegio Álvarez de Condarco están en la misma situación.

0 Reviews

Más notas