El Guor Max tendrá este sábado su vuelo de prueba en el Aeroclub

 El Guor Max tendrá este sábado su vuelo de prueba en el Aeroclub

Aquel sueño de ver al Guor Max en las alturas parecía muy lejano cuando Fernando Persa empezó a construirlo en un primer piso del galpón que dedicó para fabricar los productos que lo apasionan. Pero el tiempo pasó y los plazos se fueron acortando. Este sábado a las 10, el primer avión con capacidad para cuatro personas fabricado en Villa Mercedes desplegará sus alas en el aeroclub, bajo la mirada de un inspector de la provincia de Córdoba que siguió todas las etapas de realización.

“Cuando recibí el llamado de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y me avisaron que el sábado será el primer vuelo me emocioné mucho. Este es el tercer avión que hago, pero el primero de este tamaño, y hasta creo que es el único en el país que se creó desde cero”, explicó Persa, el fabricante.

La evaluación dura entre treinta y cuarenta minutos. “Maximiliano Cruceño es el piloto designado, él hará en el aire las pruebas que el inspector le pida y una vez que aterrice comunicará si está aprobado o no”, agregó.

En el caso de pasar el examen el Guor Max será habilitado para realizar cuarenta horas de vuelo. “Es ese tiempo o un año, lo que suceda primero. Porque esa cantidad de horas la podés hacer en dos meses más o menos. Ese lapso es para corregir cosas que pueden ir surgiendo, y una vez cumplimentado ya queda habilitado para volar en cualquier parte del país”, aseguró.

El apasionado por la aviación también sostuvo que fabricar este nuevo modelo lo hizo como un desafío personal. Pero que en un futuro sueña con dedicarse a la construcción y comercialización de aviones. “Lo que primero quiero hacer es mostrarlo en distintos lugares del país, en encuentros y festivales para que se conozca y poder venderlo. Este es el tercero y estamos, junto a Javier Darnay, construyendo el cuarto y el quinto, uno de esos fue un encargue de una persona de Buenos Aires, estos son de dos plazas”, remarcó Persa.

Asimismo, detalló que comprar los insumos, los ploteados, el motor, las hélices, todo lo que necesita para fabricar, es muy costoso. “Lo hacemos a pulmón como quien dice. Cuando empecé con el Guor Max vendí cosas mías para poder tener dinero e invertirlo. Todo es caro porque se cotiza a precio dólar y no tengo ningún subsidio ni aporte, es todo independiente”, aseveró.

El haber construido un avión en un primer piso no pasó desapercibido en el país ya que distintos medios de comunicación se hicieron eco de lo que sucedía en Villa Mercedes. “Nunca pensé que pudiese tener esta repercusión, recibí las felicitaciones de personas que no conozco y que están a lo largo y a lo ancho de Argentina. Incluso me contactaron varios interesados en comprarlo, pero hay que esperar, todavía tiene que permanecer en un hangar del aeroclub hasta que pase todas las pruebas”, puntualizó Persa.

El Diario de la República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *