Empleadas no docentes de la universidad podrán jubilarse a los 55 años

 Empleadas no docentes de la universidad podrán jubilarse a los 55 años

La UNSL introdujo modificaciones al régimen de retiro voluntario que comenzó a implementar durante la segunda mitad de este 2021. Uno de los principales cambios al sistema es que permitirá a las trabajadoras del sector no docente jubilarse al cumplir los 55 años, cinco antes de lo establecido en la reglamentación original, que establecía como obligatorio haber cumplido 60 años.

La reforma en la edad para pasar a ser personal pasivo fue aprobada durante la última sesión del Consejo Superior de la casa de estudios realizada esta semana, donde los integrantes del cuerpo de decisión universitaria dieron su aval por unanimidad.

Según los registros de personal de la UNSL, en la actualidad hay entre 150 y 200 trabajadores no docentes en condiciones de solicitar la adhesión.

“En paralelo a la resolución que fijó la universidad en su momento, el Ejecutivo nacional dictó un esquema similar que hace una distinción entre hombres y mujeres, con la posibilidad de que estas últimas puedan acceder al beneficio a partir de los 55 años. Por eso solicitamos puedan acceder a partir de esa edad”, explicó el secretario general de la UNSL, Raúl Gil, durante los argumentos para solicitar el cambio ante el Consejo Superior.

Además de bajar los años solo para el personal femenino, el Rectorado de la casa de estudios también solicitó ampliar el plazo para adherir al régimen de retiro voluntario exclusivo para no docentes.

En principio, el plazo original fijaba el límite el 31 de diciembre de este año, pero la fecha finalmente fue trasladada hasta fines de 2022, con la intención de que más gente pueda realizar la solicitud.

“Es algo que estaba previsto, que a partir de diciembre próximo podía revisarse y prorrogarse. Justamente con base en las diversas consultas recibidas y dado el corto período de tiempo desde que se aprobó y hasta la fecha final de presentación es que se solicita la posibilidad de extender el plazo”, indicó Gil.

Además, el rector de la UNSL, Víctor Moriñigo, dijo que la decisión de prorrogar la fecha de adhesión al régimen de retiro es por las múltiples consultas realizadas por las trabajadoras interesadas en jubilarse de forma previa, que aún no alcanzan la edad necesaria para ser incluidas en el beneficio.

“Incluso todavía hay mucha gente que continúa reintegrándose durante la pospandemia, muchas con enfermedades de base, y justamente este plan apunta a las personas de esa edad”, sostuvo Moriñigo.

A mediados de este año el rector había planteado la necesidad de contar con un sistema de retiro para los trabajadores que dejaron de concurrir a sus puestos desde la declaración de la pandemia, por integrar grupos de riesgo.

“Hay toda una resolución familiar detrás de esto y entre que lo anunciamos y lo reglamentamos, quedó poco tiempo para que lo pudieran decidir. Creo que la extensión de un año más va a permitir contemplar la decisión de esos agentes no docentes”, agregó la máxima autoridad universitaria.

Según la Ordenanza N° 38/2021 del Consejo Superior, sobre el cálculo de compensación para los que adhieran al beneficio, cobrarán un monto del 82 por ciento móvil, correspondiente al salario promedio percibido durante los últimos doce meses a la fecha de presentación de la solicitud.

Las personas interesadas en solicitar la jubilación deberán dirigirse a la Secretaría General de la UNSL o la Suboficina de Personal, ubicadas en el segundo piso del edificio del Rectorado (avenida Ejército de los Andes 950), donde les informarán el procedimiento del trámite. Una vez homologada, la decisión estará disponible a través de un formulario web.

El Diario de la República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *