Homicidio de Matías Auderut: juzgan a dos de los tres acusados

 Homicidio de Matías Auderut: juzgan a dos de los tres acusados

Desde las 9:30 de este miércoles, la Cámara Penal 2 juzgará a los malabaristas sindicados de golpearlo mortalmente en 2018.

Este miércoles, a dos años y nueve meses del asesinato de Matías Auderut a la salida de un bar del centro de San Luis, la Cámara Penal 2 comenzará a juzgar a dos de los tres malabaristas acusados por el crimen. El restante, de nacionalidad brasilera, continúa prófugo con un pedido de captura internacional. El fiscal de Instrucción, Ricardo Roche, había solicitado en la acusación de elevación a juicio una pena de 20 años de prisión para los hombres.

Alrededor de las 9:30, y con formato semipresencial, iniciará el debate oral que tiene como acusados de “Homicidio simple” a Federico Zamudio y Fabián Pino. Ambos participarán de la audiencia de apertura de manera virtual, desde el Servicio Penitenciario de la capital.

Aunque todavía resta la detención de Gilcimar Vispo Souza, el tercer sospechoso, desde la Justicia adelantaron que su búsqueda sigue en pie y, llegado el momento, cuando sea arrestado, armarán una compulsa por él.

Auderut había sido golpeado brutalmente en la madrugada del 30 de diciembre de 2018, en la puerta del bar Say No More, situado en Illia y Constitución. Tras un cruce de palabras, el hombre, quien tenía 31 años en ese entonces, fue agredido por Zamudio, Pino y Vispo Souza.

Según las declaraciones de testigos y los aportes de las cámaras de seguridad, la víctima recibió una gran cantidad de trompadas e incluso fue atacada con una picana y la llanta de una bicicleta.

Tras agonizar por cinco días, su cuerpo no resistió las numerosas lesiones y murió. La autopsia reveló que falleció por traumatismo de cráneo contuso, escoriaciones múltiples y fractura de la cabeza con hematoma intracraneal.

Los arrestos

Zamudio, oriundo de Corrientes, fue detenido el 5 de enero de 2019, una semana después de la riña mortal, y, desde ese momento, permanece en la Penitenciaría provincial. La Policía lo localizó en Villa Mercedes, cuando andaba con Vispo Souza.

El juez Ariel Parrillis lo procesó porque había “por lo menos unos seis testimonios de personas que fueron testigos de la pelea” que avalaban la versión de que Zamudio fue el autor de los golpes más letales. Asimismo, los registros fílmicos de las cámaras de seguridad lo comprometían.

Cuando le dictaron la preventiva al correntino, Souza corrió una suerte distinta. Parrillis le dictó la falta de mérito y luego de esa decisión, el artesano de Feira de Santana, en el estado brasilero de Bahía, fue trasladado a Buenos Aires, donde era requerido por una causa por “Resistencia y lesiones”, en Capital Federal. El juez porteño Carlos Bruniard lo notificó sobre esa acusación y lo liberó. Desde entonces, no se supo nada más sobre él.

Cuatro meses después, la suerte del brasilero cambió otra vez en cuanto a su vínculo en la pelea. En marzo de 2019, la entonces jueza, Virginia Palacios, argumentó que encontró elementos sólidos que lo conectaban con el crimen. En ese momento dijo que “se basó en diversos testimonios que sindicaban a Souza Vispo como una de las personas que golpearon a Matías en la esquina de Illia y Constitución”.

Pino, en cambio, fue arrestado el 14 de marzo de 2019, cerca de la casa de un familiar directo que le daba alojamiento en el Departamento de Confluencia, en Neuquén, su provincia natal.

 Su orden de detención también fue impulsada por Palacios. Según las cámaras del lugar y los testigos, “puede advertirse cuando Pino le propina golpes a Auderut, aún valiéndose de la indefensión en que culminare la víctima, que yacía en el suelo”, fundamentó en la resolución judicial en la que le dictó el procesamiento.

Fuente: El Diario de la República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *