La UNSL compartirá datos sísmicos a nivel internacional

 La UNSL compartirá datos sísmicos a nivel internacional

La información será  de libre acceso, a través de una plataforma que nuclea a más de 120 universidades.

La Universidad Nacional de San Luis (UNSL) compartirá sus datos sismológicos a nivel internacional con otras instituciones. La casa de altos estudios tiene una estación sismológica instalada en Córdoba, cerca de la Villa de Merlo. Se trata de la segunda infraestructura dependiente de una universidad pública del país en brindar libre acceso de este tipo de información.

Si bien la estación ya estaba instalada, los investigadores ahora abrieron el acceso para que quienes requieran sus datos puedan obtenerlos libremente. Aseguraron que la transmisión de la información y el acceso a ella se trabaja bajo estándares internacionales.

“Nuestra estación sismológica es la segunda a nivel nacional que reporta libremente y lo hace junto con el Inpres (Instituto Nacional de Prevención Sísmica). Esto pone a la universidad en un lugar relevante en cuanto a la socialización de datos relacionados con la sismología, a la vez que está muy bien ubicada geográficamente para las redes internacionales, ya que se encuentra en una zona privilegiada para cubrir un vacío de datos”, explicó Silvana Liz Spagnotto, docente de la Facultad de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (FCFMyN) e investigadora asistente de Conicet.

La estación sismológica LPCA está ubicada en Loma Bola, en la localidad de La Paz, Córdoba, a pocos kilómetros de la Villa de Merlo. Afirmaron que a través de esta herramienta se pueden obtener datos para investigación de alertas de tsunamis, monitoreo de explosiones nucleares y localización de sismos. Los investigadores de la UNSL trabajan en conjunto con los del Inpres.

La información obtenida por esta herramienta será transmitida a Instituciones de Investigación Incorporadas para la Sismología (IRIS, por sus siglas en inglés). Se trata de una organización sin fines de lucro que nuclea a más de 120 universidades que están abocadas a rastrear datos sismológicos. A su vez, la plataforma IRIS trabaja con redes sismológicas de todo el mundo, que aportan sus datos para diferentes investigaciones científicas.

“Esta estación nos interesa mucho porque es de la UNSL, porque estudiantes e investigadores podrán acceder a los datos generados para luego procesarlos cuando lo necesiten. También porque al ponerlos en esta plataforma son de acceso libre y gratuito”, afirmó la especialista.

Señaló que la ubicación geográfica de la estación sismológica de la UNSL es estratégica, debido a que no había redes libres que tuvieran cobertura en esta zona del continente. La red chilena cubre de norte a sur, pero no lo hace hacia el este, por lo que no había acceso libre a los datos de esta área.

“La estación puede contribuir de manera relevante a una zona con riesgo sísmico a tener en cuenta, como la falla El Molino, ubicada en la Sierra de los Comechingones. Son fallas con actividad neotectónica o cuaternaria importante y podría producir un sismo considerable”, explicó Spagnotto.

Aseguró que la estación sismológica fue instalada gracias a un proyecto del Inpres y la Universidad Nacional de San Luis, que fue cofinanciado por la Agencia Nacional de Promoción de Investigación y la universidad.

La estación no solo posibilita obtener datos de movimientos de suelos, sino también le da la posibilidad a los estudiantes universitarios del Departamento de Geología de poder realizar sus trabajos finales con la utilización de esta infraestructura. También permite el desarrollo de software e instrumental en las áreas de Física y Electrónica.

Fuente: El Diario de la República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *