Las heladerías buscan refrescar sus ingresos en Villa Mercedes

 Las heladerías buscan refrescar sus ingresos en Villa Mercedes

Cerca de la temporada alta, incorporarán sabores y promociones para salir de la crisis que dejó la pandemia.

Con la llegada de los días soleados y las altas temperaturas, las heladerías se preparan para la temporada alta con nuevos sabores y opciones para los villamercedinos. En algunos casos, durante la pandemia tuvieron buena demanda por la implementación del delivery, pero otros estuvieron en crisis. Ahora, esperan repuntar sus ventas para volver a trabajar como en 2019. En cuanto a los precios, aseguran que están por debajo de la inflación y no superaron el 35% este año.

Ricardo Olguín, uno de los empresarios consultados que tiene una franquicia de una marca nacional, comentó que están renovando la imagen del local y brindando ofertas de manera permanente para atraer a los clientes.

El año pasado el invierno fue muy bueno, porque la gente siguió consumiendo a través de envíos a domicilio (Ricardo Olguín)

“El año pasado el invierno fue muy bueno, porque la gente siguió consumiendo a través de envíos a domicilio, pero este no lo fue tanto. Al principio en cuarentena había mucha demanda de harinas, después se cansaron y pasaron a las frutas y a los postres y eso nos benefició”, aseguró.

Además, señaló que los problemas económicos que están teniendo las personas se ven reflejados en su rubro, ya que no son alimentos de primera necesidad. “Generalmente vendíamos doce kilogramos por día y ahora no superamos los ocho. Por suerte los fines de semana lindos compensamos ese faltante”, detalló.

Otro de los comerciantes, Daniel Redital, contó que para su empresa no fue tan bueno el último período y por eso están preparando nuevos gustos de cremas heladas para ofrecer y también opciones para veganos. “Siempre tenemos también para diabéticos para que todas las familias puedan probar. A partir del 21 y hasta fin de mes vamos a lanzar una promoción por la llegada de la primavera y así incentivar el consumo”, dijo.

Por otro lado, Horacio Sader, dueño de una heladería situada frente a la plaza del Sesquicentenario, coincidió en que van a agregar sabores que en invierno no producen para que los clientes tengan más alternativas para disfrutar. “Cuando se complicó el estatus sanitario hicimos todo lo posible para cuidar a los recursos humanos y sus puestos de trabajo. Hoy estamos encarando una temporada nueva, con muchas ganas de salir adelante e ideas, y los días de calorcito ya hay movimiento y la gente reacciona rápido”, indicó.Los lácteos están aumentando muchísimo y eso influye, pero si subimos los precios no hay consumo (Daniel Redital)

De acuerdo a los locales consultados, el kilo de helado parte de los $600 pesos y puede llegar hasta los $900, esto depende de si los productos son artesanales o industriales. Un vasito o cucurucho de una o dos bochas va de los $70 hasta los $200.

“Esto depende también de la materia prima que utilizamos para producir, porque los lácteos están aumentando muchísimo y eso influye, pero si subimos los precios no hay consumo. A su vez, sumamos cafetería y repostería para que haya más movimiento y no nos veamos tan afectados. Dentro de poco cumplimos cuarenta años y nunca pasamos algo igual como la pandemia”, sostuvo Redital.

Fuente: El Diario de la República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *