Los vecinos del este esperan ansiosos la llegada del asfalto

 Los vecinos del este esperan ansiosos la llegada del asfalto

Aseguran que ya no tendrán más problemas con la lluvia y la tierra, y muchos tendrán los servicios completos.

Las máquinas llegaron al barrio 1.000 Viviendas para iniciar con una de las obras más esperadas por los vecinos y vecinas de la zona. Esta semana, una cuadrilla comenzó con el movimiento de tierra para preparar las cuarenta cuadras, donde la Provincia y el Municipio colocarán el pavimento. La comunidad del complejo que pronto contará con el servicio celebra que no tendrán más inconvenientes con el polvillo o la tierra, especialmente los días de lluvia.

El martes a la tarde, el equipo de obreros que estará a cargo de los trabajos llegó para conocer el terreno. Llevaron las retroexcavadoras y los camiones con los que harán las tareas, y colocaron el cartel en el que explican los detalles del proyecto. Apenas vieron el movimiento, quienes viven en el sector donde pavimentarán se alegraron. “Estamos muy contentos, después de varios años de renegar con el barro o con los ‘guadales’ que se formaban cuando había mucho viento, vamos a tener una solución. Cuando vimos que había gente preparando todo, nos sentimos muy felices. Cuando llueve es imposible andar, muchas de las personas tenían que subirse a las veredas para pasar, sobre todo los que venían en bici o moto, o los chicos que iban a la escuela. A mí me salió barato porque estoy más cerca del pavimento, pero con esto que van a hacer, quedamos completitos: tenemos luz, gas y ahora el asfalto”, destacó Andrea Estrada, una de las residentes.

Matías, otro de los vecinos, añadió: “Nos va a servir para mejorar la circulación porque es bastante difícil transitar, más en verano con las tormentas y el calor. Pero lo que más nos alegra es que no vamos a tener tanta suciedad en las ventanas o en las puertas”. 

Para Sol Beraldi, otra de las mujeres que vive en el barrio, la obra es un alivio, aunque también sugirió que una vez lista, tomen medidas de seguridad vial. “Es una buena noticia porque lo pedía mucha gente, pero sería bueno que coloquen una loma de burro porque a la calle Ángel Pes, que es una de las que van a asfaltar, en el tramo que va desde Maipú hasta  Ardiles, la usan como vía principal y van a altísimas velocidades. En uno de los sectores, los vecinos armaron una lomada de tierra para poder impedir que pasen tan fuerte”, comentó. 

En esta primera etapa, las cuadrillas se ocuparán de emparejar los tramos en los que distribuirán el hormigón. En total son más de 45 mil metros cuadrados de material que irá sobre las calles: Ángel Pes, entre Ardiles y San Luis; Pototo Salinas, Roberto Negre y Tello Cornejo, entre Remedios de Escalada y San Luis; María E. de Vidal, Piaggi y pasaje sin nombre, desde Remedios de Escalada hasta Maipú; Pedro B. Díaz, desde Remedios de Escalada hasta Curupaytí; Remedios de Escalada, entre Ángel Pes y Pedro B. Díaz; Maipú en el tramo que va desde Pes a Salinas; y Curupaytí, La Rioja, Jujuy, Madre Cabrini y San Luis, desde Pes hasta Vidal.

En los sectores donde no cuentan con cordones, sumarán nuevos y mejorarán las cunetas. La empresa a cargo tiene unos 270 días para finalizar. Para la obra, la Provincia invirtió $154.231.847,3.

Fuente: El Diario de la Republica

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *