Mario Poli encabezó la misa tras la peregrinación a Luján y pidió por la familia

 Mario Poli encabezó la misa tras la peregrinación a Luján y pidió por la familia

El cardenal primado de la Argentina pidió dijo que es “lo mejor que tiene la patria”, que en ella se  “cultiva el amor, ahí está la fuerza de la Nación”.

El cardenal primado de la Argentina y arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, remarcó este domingo  la necesidad de apostar “a la familia” porque es “lo mejor que tiene la Patria”, ya que “ahí se cultiva el amor, ahí está la fuerza de la Nación”.

Poli, acompañado por el arzobispo de Mercedes-Luján monseñor Jorge Eduardo Scheinig, encabezó este domingo a la mañana la misa celebrada en la plaza frente a la Basílica de Luján, tras culminar la 47ª. peregrinación juvenil a pie.

“Cuando todo se mueve, lo más sólido que tenemos es nuestra familia. Apuesten a su familia, dediquen tiempo, hemos escuchado durante estas jornadas cómo vienen a pedir por sus familias, por la salud, por el amor, por el trabajo”, detalló el arzobispo de Buenos Aires.

La peregrinación tuvo este año el lema “Madre del Pueblo, te pedimos por la salud y el trabajo”.

Asimismo, Poli agregó: “Todo lo que recibimos en la familia, todo lo que se mama en la familia, nos dura la vida entera. Ahí se cultiva el amor, ahí está la fuerza de la Nación”.

“En este día de fiesta para nosotros, tengo en mi corazón, en mi mente, tres ideas, tres cosas para decirles en este momento: espero que sean cortitas porque conozco el dolor de ustedes de la marcha y el camino”, sostuvo el cardenal primado de la Argentina.

En la primera de ellas recordó al papa Francisco que, ante cada multitud, “él nos recuerda que Dios y la Virgen nos aman profundamente, somos inmensamente amados por Dios”.

La segunda idea fue su alusión a la familia: “Nuestros principales valores”.

Y por último, pidió dar las “gracias materiales y espirituales para seguir caminando en esta vida”.

“Para mí la renovación de la peregrinación este año es una muestra de cuánto nos ama Dios. La maravillosa juventud y todos los que se han puesto al servicio de la peregrinación es una muestra más de la delicadeza de nuestro padre Dios, de la ternura de nuestra Madre”, precisó Poli.

La peregrinación comenzó el sábado en el santuario de San Cayetano de Liniers, donde la columna principal de fieles fue despedida por monseñor Juan Carlos Ares, obispo auxiliar de Buenos Aires, vicario de la Zona Devoto.

La Imagen peregrina de la Virgen de Luján es la misma que bendijo el papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud de 2013 y es la que viene recorriendo toda la Argentina.

La peregrinación de este fin de semana fue la primera que se realizó durante la pandemia, ya que la del año pasado fue suspendida por la COVID-19.

Para esta oportunidad se dispuso un protocolo que incluyó uso permanente del barbijo, contar con elementos de higiene y sanitización personal y tener al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, entre otros puntos.

Fuente: El Diario de la República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *