¿Qué tipo de persona soy según los 5 grandes rasgos de la personalidad?

 ¿Qué tipo de persona soy según los 5 grandes rasgos de la personalidad?

El conocido modelo de los “Big Five” intenta simplificar la realidad compleja de cada individuo a partir de cinco dimensiones. Cuál es cada uno

Las pruebas de personalidad son amadas por los consejeros de orientación de las escuelas secundarias y los autores de libros de autoayuda, pero no tanto por muchos científicos. Existe controversia entre ellos sobre si existen tipos de personalidad bien definidos. Sin embargo, en lugar de tratar de dividir a las personas en “tipos”,los psicólogos se centran en los rasgos de personalidad. Cada rasgo ocurre a lo largo de un espectro y son independientes entre sí, lo que da lugar a una constelación infinita de personalidad humana.

¿Qué rasgos de personalidad hace que alguien sea quien es?Cada persona tiene una idea de su propio tipo de personalidad: si es alegre o reservada, sensible o frío. Los psicólogos que intentan desentrañar la ciencia de quiénes somos, definen la personalidad como diferencias individuales en la forma en que las personas tienden a pensar, sentir y comportarse.

Los rasgos con la investigación más sólida que los respalda son los “Cinco Grandes” o Big Fivela apertura a la experiencia, la responsabilidad, la extraversión, la amabilidad y el neuroticismo.El concepto fue desarrollado en la década de 1970 por dos equipos de investigación. Los mismos fueron dirigidos por Paul Costa y Robert R. McCrae de los Institutos Nacionales de Salud y Warren Norman y Lewis Goldberg de la Universidad de Michigan en Ann Arbor y la Universidad de Oregon, segúnScientific American.

Pero, ¿qué tan universales son? La evidencia sugiere que estos rasgos se traducen bien en todas las culturas. Un estudio de 2005 dirigido por McCrae y publicado en la Revista de Personalidad y Psicología Social encontró que la estructura de los Cinco Grandes era similar en 50 países, y un estudio de 2017 publicado en la revista PLOS ONE encontró que entre 22 países, los desgloses de los rasgos de personalidad eran bastante parecidos. De hecho, la nacionalidad de una persona contribuyó solo en un 2% a su personalidad.

Aún así, puede haber algunas culturas que no conciban los rasgos humanos en los términos de los Cinco Grandes. Por ejemplo, un estudio de 2013 publicado en laRevista de Personalidad y Psicología Social encontró que entre la tribu Tsimane de horticultores-recolectores en Bolivia, la personalidad se concibió a lo largo de solo dos rasgos, la prosocialidad y la laboriosidad. Esto sugiere que los cinco grandes rasgos de personalidad podrían ser un subproducto de vivir en una sociedad grande y compleja, mientras que las personas en sociedades pequeñas y tradicionales difieren en otros conjuntos de rasgos. Una posibilidad es que las sociedades que ofrecen más nichos sociales para las personas permitan que surjan más tipos de rasgos de personalidad, han sugerido el psicólogo Paul Smaldino de la Universidad de California en la Merced y el antropólogo Michael Gurven de la Universidad de California en Santa Bárbara.

Qué implica cada rasgoDicho en román paladino, la personalidad es el conjunto de rasgos y cualidades que configuran la manera de ser de una persona y que la diferencian de las demás (Getty Images)Dicho en román paladino, la personalidad es el conjunto de rasgos y cualidades que configuran la manera de ser de una persona y que la diferencian de las demás (Getty Images)

1. Apertura a la experiencia

Las personas con mucha apertura disfrutan de la aventura. Son curiosos y aprecian el arte, la imaginación y las cosas nuevas. Las personas con poca apertura son todo lo contrario: prefieren apegarse a sus hábitos, evitar nuevas experiencias y probablemente no sean los más aventureros. La apertura podría correlacionarse con la inteligencia verbal y la adquisición de conocimientos a lo largo de la vida, según un estudio de 2011 publicado en el Journal of Clinical and Experimental NeuropsychologyLas personas con una alta apertura disfrutan de la novedad, lo que podría motivarlas a seguir aprendiendo cosas nuevas a medida que envejecen.

2. Responsabilidad

Las personas responsables son organizadas y tienen un fuerte sentido del deber. Son confiables, disciplinados y enfocados en los logros.No encontrará tipos responsabsles que viajen alrededor del mundo sin un itinerario; son planificadores. Las personas con poca responsabilidad son más espontáneas y libres. En el extremo, pueden tender al descuido. La responsabilidad es un rasgo útil, ya que se ha relacionado con el rendimiento en la escuela y en el trabajo.

3. Extraversión

La extraversión versus la introversión es posiblemente el rasgo de personalidad más reconocible de los Cinco Grandes. Cuanto más extrovertido es alguien, más “mariposa social” es. Los extrovertidos son conversadores, sociables y extraen energía de las multitudes. Tienden a ser asertivos y alegres en sus interacciones sociales. Los introvertidos, por otro lado, necesitan mucho tiempo a solas. La introversión a menudo se confunde con la timidez, pero no son lo mismo. La timidez implica miedo a las interacciones sociales o incapacidad para funcionar socialmente. Los introvertidos pueden ser perfectamente encantadores en las fiestas, simplemente prefieren las actividades en solitario o en grupos pequeños.La apertura describe cuán abierta está una persona a nuevas experiencias (Getty Images)La apertura describe cuán abierta está una persona a nuevas experiencias (Getty Images)

4. Amabilidad

La amabilidad mide el grado de calidez y amabilidad de una persona. Cuanto más agradable es alguien, más probable es que sea confiado, servicial y compasivo.Las personas desagradables son frías y desconfían de los demás, y es menos probable que cooperen.

Como puede imaginar, la amabilidad tiene sus beneficios. En un estudio de 25 años publicado en la revista Developmental Psychology en 2002, los niños agradables tenían menos problemas de comportamiento que los niños con poca amabilidad, y los adultos agradables tenían menos depresión y una mayor estabilidad laboral que los adultos con poca amabilidad.

Pero ser agradable no siempre es recompensado. Un estudio de 2011 encontró que los hombres desagradables superan a los hombres agradables. (Las mujeres desagradables, por otro lado, no vieron un gran aumento salarial, posiblemente porque las personas juzgan a las mujeres sensatas con más dureza que a los hombres sensatos, dijeron los investigadores del estudio). Un estudio de 2018 publicado enPersonnel Psychology sugirió que los hombres desagradables pueden colaborar menos en casa, lo que les permite dedicar más tiempo y energía a su trabajo y, por lo tanto, hacer más que hombres agradables.

5. Neuroticismo

Para entender el neuroticismo, no busque más allá de George Costanza de la comedia Seinfeld. George es famoso por sus neurosis, que el programa culpa a sus padres disfuncionales. Se preocupa por todo, se obsesiona con los gérmenes y las enfermedades y una vez deja un trabajo porque su ansiedad por no tener acceso a un baño privado es demasiado abrumadora.

Las personas con alto nivel de neuroticismo se preocupan con frecuencia y caen fácilmente en la ansiedad y la depresión. Si todo va bien, las personas neuróticas tienden a encontrar cosas de las que preocuparse. Un estudio de 2012 encontró que cuando las personas neuróticas con buenos salarios ganaban aumentos, el ingreso adicional en realidad los hacía menos felices. Debido a que las personas con alto nivel de neuroticismo tienden a experimentar muchas emociones negativas, el neuroticismo juega un papel en el desarrollo de trastornos emocionalesPor el contrario, las personas con bajo nivel de neuroticismo tienden a ser emocionalmente estables y equilibradas.

¿Qué tipo de personalidad tengo?Otro inventario de personalidad basado en la teoría científica es el Inventario Hogan de Personalidad que se basa en los Cinco Grandes, pero se centra específicamente en las interacciones interpersonales (Getty Images)Otro inventario de personalidad basado en la teoría científica es el Inventario Hogan de Personalidad que se basa en los Cinco Grandes, pero se centra específicamente en las interacciones interpersonales (Getty Images)

Aunque los Cinco Grandes son, con mucho, los rasgos de personalidad con base científica más respaldados por investigaciones que se han identificado, existen otros esquemas para medir la personalidad. Estos no siempre tienden a correlacionarse con los resultados de la vida como lo hacen los Cinco Grandes, pero las personas los encuentran entretenidos y, a veces, útiles para pensar en sus propios atributos y metas.

Entre los más populares se encuentra el indicador de tipo Myers-Briggs, que divide a las personas en 16 “tipos” según su nivel de introversión o extraversión, su estilo de recopilación de información (detección para aquellos que se apegan a los hechos o intuición para aquellos que prefieren encontrar patrones), sus preferencias en la toma de decisiones (pensar por aquellos a los que les gusta la objetividad y los hechos o sentir por aquellos que prefieren sopesar las preocupaciones personales) y su tolerancia a la ambigüedad al tratar con el mundo exterior (juzgando por aquellos que prefieren obtener cosas arregladas, percibiendo para aquellos abiertos a nueva información).

Es muy probable encontrarse con versiones de Myers-Briggs en línea o en retiros de trabajo; son muy populares en las empresas estadounidenses. Pero la investigación sobre el Myers-Briggs ha encontrado que no es muy confiable (lo que significa que las personas obtienen diferentes respuestas si toman el examen varias veces) y que no es particularmente válido (lo que significa que las respuestas de las personas no coinciden con su comportamiento en el mundo real).

Otra prueba de personalidad popular es el indicador de tipo de eneagrama, que divide a las personas en nueve tipos de personalidad con tipos de “alas” adicionales que cubren otros rasgos que las personas a veces pueden mostrar. Sin embargo, el eneagrama no tiene mucha teoría científica detrás, y hay muy poca investigación que demuestre que es válido o confiable, según la revista Inverse.

Por su parte, el Inventario de Personalidad de HEXACO, pretende ser más relevante a nivel internacional que los Cinco Grandes. En estudios de personalidad, los investigadores encontraron que fuera de los Estados Unidos, seguía apareciendo un sexto rasgo. Este rasgo se encuentra en el espectro de la honestidad y la humildad. Las personas que tienen un alto nivel de honestidad y humildad son modestas, justas y sinceras; personas que son bajas en el rasgo de jactanciosos, codiciosos y pomposos. El inventario de HEXACO se superpone con los Cinco Grandes, midiendo la apertura, la conciencia, la amabilidad, la extraversión y la emocionalidad (que es similar al neuroticismo).

Otro inventario de personalidad basado en la teoría científica es el Inventario Hogan de Personalidad que se basa en los Cinco Grandes, pero se centra específicamente en las interacciones interpersonales. Este inventario mide a las personas en rasgos como la ambición, la sociabilidad, la sensibilidad y la prudencia.

Fuente: Infobae

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *