Revelan nuevas tácticas antiaborto de la ultraderecha en América Latina

 Revelan nuevas tácticas antiaborto de la ultraderecha en América Latina

El diario El País de España publicó un informe en el que alertó sobre las nuevas estrategias para evitar el aborto de los sectores conservadores en el continente. Incluye publicidad engañosa, albergues para embarazadas y promesas falsas de adopción para convencer a mujeres vulnerables de que no interrumpan su embarazo.

El diario español EL PAÍS publicó una investigación hecha en cinco países América Latina revela que centros afiliados a la organización estadounidense “Heartbeat International” utilizan estrategias para disuadir a las personas gestantes de interrumpir su embarazo. Estas técnicas incluyen publicidad engañosa, albergues para embarazadas y promesas falsas de adopción.

La investigación, encabezada por Isabella Cota y Stephania Corpi, reveló que la red de centros afiliados a la organización conservadora estadounidense, que se promueve en internet como sitios feministas y con lenguaje engañoso a favor del aborto, intentan en realidad para manipular e institucionalizar a mujeres y tratar de que lleven su embarazo a término.

Seis periodistas visitaron centros en Argentina, Colombia, Costa Rica, El Salvador y México de manera encubierta entre 2019 y 2021, como seguimiento a una investigación de OpenDemocracy sobre las operaciones de HI en la región.

La puesta en común alertó a los investigadores de que los centros operan todos de igual manera: dan información falsa sobre el aborto, proponen la adopción como alternativa y, en algunos casos, ofrecen temporalmente estancia y comida. Van en contra de las leyes de los países donde operan.

En tres de los cinco países los portales utilizan publicidad engañosa o se identifican como activistas feministas. En México, Colombia y Costa Rica ofrecen un proceso de adopción por fuera de las instituciones legales.

Heartbeat International es una organización católica fundada en 1971, en medio de la batalla judicial por el caso “Roe vs. Wade” que derivó la legalización del aborto en todo el territorio estadounidense. Su objetivo es “ayudar a mujeres a escapar de la tentación y la presión de abortar a sus preciosos bebés”. Heartbeat fue creciendo y hoy alcanza a más de 60 países. Tiene. además, vínculos directos con políticos del Partido Republicano de Estados Unidos.

“Dentro de Latinoamérica existen los Centros de Ayuda a la Mujer (CAM), que se dedican a recibir mujeres con embarazos no deseados, les ofrecen información falsa sobre el aborto y, en algunos casos, la oportunidad de vivir ahí hasta que su embarazo termine”, asegura el estudio.

En Estados Unidos los llaman “centros de embarazos en crisis” (CPCs, en su sigla en inglés) y funcionan de la misma manera.México tiene 70 CAM y Argentina con 32

Varios de estos sitios tienen publicidad engañosa en redes sociales. “En México posan como clínicas de interrupción legal del embarazo. En Argentina se identifican como “activistas feministas” y en Costa Rica utilizan colores e insignias del movimiento a favor del aborto y en contra de la violencia de género. Pero, al establecer contacto, los centros citan a las mujeres en persona, en donde les piden datos personales sensibles como el nombre y contacto de su pareja”, dice parte del texto de la investigación.

En los centros en México, El Salvador, Argentina y Costa Rica a las periodistas les mostraron videos y panfletos con información falsa sobre el aborto, como que podría llevarlas al suicidio y podrían sufrir de síndrome post-aborto, una especie de impacto psicológico cuya existencia no está probada.

Además, les informaron falsamente que “el uso de la pastilla de misoprostol puede llevar a un aborto “incompleto” que puede generar una infección; que un aborto puede ocasionar cáncer de pecho, hemorragia incontrolable, la muerte y hasta una posible amputación de piernas. En todos los casos le dijeron que no estaban solas, ya que el centro podría acompañarlas durante todo el embarazo y ayudarles en el proceso de adopción del bebé”.

La “Casa azul” de Vifac, en Satélite, al norte de la Ciudad de México recibe una docena de mujeres que tocan sus puertas —algunas buscando un aborto, otras referidas por otras instituciones— y tienen entre 8 y 10 niños en sus cuneros. Una vez que deciden quedarse en Vifac, le aseguraron a la reportera, las mujeres reciben un techo, alimentos, atención médica y acompañamiento, y, la “cereza”, como lo llamaron las coordinadoras, son talleres que supuestamente en un futuro las ayudarán a salir de su precaria situación económica. En las instalaciones, varias mujeres confeccionaban rosarios con cuentas de colores.

Según EL PAÍS, la encargada de comunicación de Vifac, Susana Vallina, aseguró que entre 90% y 92% de las mujeres terminan quedándose con sus hijos. Sin embargo, reconoció que no hay seguimiento a estas mujeres puesto que su misión es solamente el de apoyo a embarazadas.

Las promesas de facilitar o resolver la adopción, así sean falsas o ilegales, se han repetido de manera similar en todos países: “El propósito real de las ofertas de adopción con procedimientos paralelos a la ley, según pudieron determinar las reporteras: que las mujeres lleguen al parto y se queden con sus bebés. Y en esa lógica funciona también el ofrecimiento de estadía en un albergue para la madre y el bebé hasta uno o dos años después del nacimiento. Una oferta que hicieron los centros en México, El Salvador y Colombia”.

Fuente: Minuto 1

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *