Secuestraron más de cincuenta vehículos truchos en seis meses

 Secuestraron más de cincuenta vehículos truchos en seis meses

Durante el primer semestre del año, la División Verificación del Automotor (DVA) de la Policía secuestró más de cincuenta vehículos de todo tipo, debido a que tenían irregularidades en la documentación y fueron detectados en las seis plantas que funcionan en la provincia.

Las causas más comunes de la retención de los rodados fueron la adulteración en la codificación del chasis, cuadro y motor; y fueron en motos, automóviles, camionetas, utilitarios, camiones y máquinas viales. “También hubo muy pocos casos en que algunos tenían pedidos de secuestro por robo o porque estaban con prenda”, precisó el titular del organismo policial, el oficial principal José Falcón.

Se inspecciona que el número de motor y chasis coincida con la documentación presentada

Tras el secuestro, los inspectores lo primero que hacen es elevar todas las actuaciones a la comisaría de jurisdicción en la zona donde está emplazada la planta, y de allí la elevan a la Justicia.

“Cuando la gente va a controlar su auto a la planta, se inspecciona que el número de motor y de chasis coincida con la documentación presentada. En la adulteración siempre se ven las limaduras o soldaduras y otras anomalías que tiene el vehículo”, explicó.

El funcionario policial recomendó a la ciudadanía que antes de comprar un vehículo haga la verificación para no ser estafado, como suele suceder.

“Mucha gente adquiere el auto y lo lleva a alguna de nuestras plantas para identificarlo y se entera que el número de motor no coincide con el de la documentación presentada. Algunos realizaron la operación horas antes y cuando llaman al vendedor no los atienden, siempre desaparecen luego de hacer estas operaciones”, describió.

Además, la gente realiza la verificación, que tiene una vigencia de 150 días, porque es el trámite que le piden en el Registro del Automotor para culminar la transferencia del vehículo, pero no tiene el hábito de hacerla antes de hacer la transacción.

Plantas y turnos

En la capital puntana el trámite se hace en la Planta 1, ubicada en Germán Lallemant y Dominicos Puntanos. En el resto de la provincia se efectúan en la Planta 2, de Villa Mercedes; la 3, de Concarán; la 4, de Buena Esperanza; la 5, de Quines y la 6, de La Toma. Todas trabajan de lunes a viernes en el horario de 8 a 14.

Desde 2019 la DVA implementó un sistema de turnos a través de una aplicación web, para que los usuarios puedan hacer la reserva según su conveniencia para completar la inspección.

El sistema fue desarrollado por los ministerios de Ciencia y Tecnología y de Seguridad, y ofrece dos sitios en los que pueden requerir el turno: dva.sanluis.gob.ar y plantaverificadora.sanluis.gob.ar.

“Para hacer la verificación deben obtener el turno web, para cualquiera de las plantas, menos en la de San Luis, donde se brindan turnos por orden de llegada, además del que se consigue en la página digital”, explicó.

La verificación se realiza en 20 minutos aproximadamente, respetando los protocolos que indica el Comité de Crisis por la pandemia de COVID-19.

Las inspecciones tienen distintos valores. Para las motos, 900 pesos; autos, 1.400; para transporte de carga menor (camionetas, furgones y utilitarios), 1.800; para transporte de carga mayor (camiones, tractores y casas rodantes), 2.000; y para máquinas viales, agrícolas e industriales, 2.000 pesos. A todos estos valores se les debe sumar una tasa administrativa.

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *