Sin lugar en las listas, El Dipy busca acomodarse en el ala más dura del PRO

 Sin lugar en las listas, El Dipy busca acomodarse en el ala más dura del PRO

El Dipy se inspiró en la carrera política de Fernando Iglesias, construida gracias a las redes sociales y su destreza para cavar en la grieta, y busca su propio lugarcito en el PRO.

El Dipy sigue coqueteando con la política, tratando de construirse un perfil candidateable a fuerza de criticar al oficialismo ante cuanta cámara, micrófono o red social le de la oportunidad. Podrá parecer poco para edificar una carrera política sobre esa base. Sin embargo hay quienes lo hicieron y lograron lugares de privilegio dentro de la estructura del macrismo.

Tal es el caso del diputando nacional Fernando Iglesias por ejemplo, que remontó una más que olvidable carrera política al convertirse en un troll del macrismo festejado y celebrado por los propios. El problema de esta estrategia es que siempre demanda ir un poco más allá para seguir estando en la cresta de la ola y eso hace que los límites comiencen a desdibujarse. Así es como Iglesias ya no tiene reparos en lanzar ataque misóginos por ejemplo y desplegar todo su machismo si eso puede redituarle un like o un voto más.

Inspirado en ese antecedente El Dipy intenta ganarse un lugarcito en el ala más dura del macrismo y su estrategia es muy sencilla: suponer que sus fotos alcanzan para “reventar a los kirchneristas”.

Por eso después de sacarse una selfie con Mauricio Macri ahora le está mendigando una a la presidenta del PRO y es ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. En el medio metió también una con el referente de La Libertad Avanza, Javier Milei, que aunque no milita en el PRO fue objeto de elogios por parte de Macri en más de una ocasión.

¿Quién dice? quizás con un par de fotitos más logra convertirse en la nueva estrellita del macrismo en unos pocos años más.

Ahhh eso, sí, Pato se sumó de inmediato a la propuesta. Se viene una foto de alto vuelo político.

Fuente: Minuto 1

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *