Uber: ¿una alternativa posible para cuando no se consigue taxi?

 Uber: ¿una alternativa posible para cuando no se consigue taxi?

Los usuarios se quejan de lo difícil que es conseguir transporte a la noche, los fines de semana o en horas pico.

En los últimos días en las redes sociales se instaló la queja por lo difícil que es conseguir un taxi, no solo en las horas pico, sino también durante la noche e incluso los fines de semana en la ciudad de San Luis. Y fue inevitable que algunos de quienes opinaban proclamaran la necesidad de contar con servicios alternativos, como Uber o uno similar. ¿Es posible que alguno de esos servicios, que funcionan habitualmente en otras ciudades del país y del mundo, desembarque en San Luis? El Diario de la República habló con distintos actores involucrados en la cuestión del transporte de pasajeros en la capital.

“Trabajo de noche y es complicado conseguir un taxi. Por lo general las agencias cuelgan el teléfono o tienen demoras de más de 30 minutos”, dijo Luciana Montero, quien comentó que no le quedó otra que contratar un vehículo para asegurarse que la busque toda la semana.

Mientras esperaba que llegara un taxi a la parada, Mariana Fernández vio con buenos ojos la posibilidad de que se implemente Uber en la capital puntana. “Sería una alternativa más para todos los usuarios que necesitamos trasladarnos hasta nuestros hogares. Además, en otras provincias funciona muy bien y no tienen inconvenientes”, remarcó.

Según la presidenta de la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante, Julieta Ponce, San Luis tiene más taxis habilitados de lo que permite la ordenanza. “La ecuación contempla un auto cada 400 habitantes y actualmente hay alrededor de 1.800 que ofrecen el servicio. De hecho, no se pueden otorgar más licencias”, remarcó. Precisó que ellos también reciben reclamos de los vecinos por la falta de vehículos en la calle. “Seguramente tengamos una reunión con el sector para buscar una solución y mejorar la prestación”, expresó.

Destacó que por el momento no han tenido conversaciones sobre Uber, pero aclaró que siempre están en la búsqueda de nuevas posibilidades. “Entendemos que los trabajadores (de los taxis) no estarían de acuerdo con una decisión así, por eso es importante primero abordar el tema con ellos y llegar a un acuerdo para que los vecinos tengan un servicio como corresponde”, manifestó.

Recordó que en 2018 también se habló sobre este tema. “En aquella oportunidad, concejales de varias localidades se reunieron con directivos de la aplicación, pero no llegaron a ninguna resolución”, dijo.

El Diario intentó conocer la postura del área de Transporte de la Municipalidad de San Luis, pero no fue posible obtenerla.

El presidente de la Asociación de Titulares de Taxi de la capital, Jorge Fernández, argumentó que el problema por la falta de servicio reside en las agencias. “Estos dos meses hay mucha más demanda, dado que el Gobierno de la Provincia inyectó más dinero, pero muchos trabajadores levantan gente de la calle y no cubren los pedidos, por eso hay demoras de 20 minutos o (los operadores de las agencias) cuelgan los teléfonos”, justificó.

También hizo hincapié en el funcionamiento de la empresa de colectivos Transpuntano. “En las horas pico no cumple como tiene que ser. La solución no es traer una aplicación, sino mejorar el transporte. Si salen a la calle van a encontrar taxis”, dijo.

También explicó que los fines de semana, a partir de las cinco de la mañana, muchos taxistas prefieren no circular. “Los conductores evitan salir, dado que hay ciudadanos que salen de los boliches alcoholizados y no respetan las señales de tránsito, por lo que pueden dañar su herramienta de trabajo y después ninguno responde. Otra de las razones es la inseguridad, pero ahora con la aplicación ‘Taxi 4.0’ es posible que se pueda reactivar el turno noche”, señaló.

Una aplicación para viajar

Uber es una plataforma tecnológica que pone en contacto a socios conductores con pasajeros gracias a una aplicación móvil. Cuando el cliente hace el pedido, la app automáticamente muestra no solo los vehículos que están más cerca, sino también el tiempo estimado de espera. Además, brinda información acerca del conductor, como su nombre, tipo de auto y matrícula.

Dentro del vehículo, el pasajero puede corroborar que el destino sea el correcto. Los conductores utilizan su aplicación Uber para confirmar los detalles del viaje. Al llegar a destino, el conductor finalizará el viaje en la app. El precio del traslado se calcula automáticamente y se cobra a través del método de pago vinculado a la cuenta de Uber del pasajero.

Luego de llegar, la aplicación pide al usuario que valore la experiencia del viaje. Lo mismo pasa con el conductor. Ese sistema tiene el objetivo de promover la confianza en la plataforma.

Recorrido. Mediante la app se puede ver el camino que hace el auto.

Fuente: El Diario de la Republica

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *