Un banco tuvo que devolver dinero por una estafa virtual

 Un banco tuvo que devolver dinero por una estafa virtual

El delito se adapta a todos los escenarios y la tecnología es uno de los contextos predilectos en tiempos de virtualidad. Esta vez, la víctima de los ciberdelincuentes fue Fabián Garrido, un hombre a quien no solo le robaron una importante suma de su cuenta bancaria, sino que también emitieron un préstamo a su nombre. Gracias a diferentes medidas pudo recuperar el efectivo, pero los ladrones siguen impunes.

“Un día mi cliente advirtió que no podía acceder a home banking. Por esa razón, se dirigió al banco Hipotecario y pudo recuperar la cuenta. Cuando ingresó, observó que le faltaban 250 mil pesos y que habían sacado un crédito (por $195 mil). Por supuesto que había sido otra persona la que ejecutó los movimientos, por lo que se hizo la denuncia en la misma entidad bancaria, con un resultado negativo”, indicó el abogado de Garrido, Marcelo Estrada.

Según explicó el letrado, luego emitieron una carta documento en la que hicieron responsable al banco por el deber de guarda que tiene sobre el dinero que depositan los clientes. También concretaron una denuncia en Defensa del Consumidor.

Estrada detalló que el robo se consumó entre tres y cuatro meses atrás. En todo el tiempo que transcurrió, su cliente vivió con amargura e incertidumbre. “Hicimos una pesquisa con diferentes datos y arribamos a la conclusión que la empresa que otorgó el crédito está radicada en Buenos Aires y que las cuentas están en Córdoba”, graficó.

Como las referencias geográficas que se desprendieron de la investigación estaban fuera de la provincia, en caso de judicializar el caso para tomar acciones contra los delincuentes, se debía realizar en el fuero federal. Estrada remarcó que no se materializó ninguna presentación: los costos de la tasa de justicia, los honorarios para la demanda y las dificultades que se presentan en las indagaciones sobre los delitos informáticos fueron suficientes para desestimar acciones judiciales.

Garrido pudo recuperar el dinero y sanear lo referente al préstamo; en Defensa del Consumidor llegaron a un acuerdo. En el proceso también hubo un trabajo importante de la abogada Victoria Villegas. Si bien el efectivo fue devuelto, los ladrones siguen impunes.

“Omisión de los bancos”

“En la carta documento se intimó a la entidad para que realice la denuncia, para que en caso que haya un delito sea comunicado a las autoridades. Supuestamente los bancos son seguros, actualmente basta clickear en una simple opción y se consigue un crédito; este tipo de acciones deberían ser cara a cara con el cliente”, señaló Estrada.

“Hay una omisión por parte de los bancos, que no han actualizado la seguridad informática. Lo que ocurrió con mi cliente es un delito de acción pública; cualquier juez que toma conocimiento de un delito de acción pública debe llegar a la solución del problema, porque son aspectos que alcanzan a la sociedad entera. Deben investigar. En este caso hay un delito, la estafa, independientemente de que le hayan devuelto el dinero”, subrayó.

El abogado remarcó la disposición de Defensa del Consumidor y agregó que se deberían aplicar sanciones económicas fuertes en las instituciones que presentan este tipo de ineficiencias. “Si no podemos confiar en el banco, ¿en quién vamos a confiar? La gente tiene su dinero en el banco porque no puede tenerlo en su casa. Los delincuentes están a la orden del día y esta situación irá agravándose”, concluyó.

El Diario de la República

Foto: Ayelen Britos

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *